Gap WordPress Theme
Minimalistic Grid Portfolio Theme

In sem justo, commodo ut

Praesent vitae arcu tempor

Sed convallis magna eu sem

Class aptent taciti sociosqu ad litora

Integer tempor

Class aptent taciti sociosqu

Pellentesque a augue at massa

Nulla non arcu lacinia neque faucibus

Suspendisse varius pretium massa, vel adipiscing massa porttitor quis.

Mauris tempus

Phasellus varius

There are many variations

prev
next

_MG_0237Claro_

Chino Panameño y Brader jugarían la primera semifinal de Liga 10 el viernes por la noche en el estadio Maracaná de Ciudad de Panamá. No había favorito y por eso la gente se acercaba a la cancha para apoyar como un jugador más a lo largo de los setenta minutos reglamentarios.

Nombres importantes para seguir, según lo que habían demostrado a lo largo del torneo, eran los de Gianluca Calvosa (regresaba de una suspensión) y Jorge Batinovich, por el lado de Brader, mientras que el portero Quibian Panay y el goleador José Arturo Peralta eran los nombres que más sonaban por el lado de Chino Panameño.

El partido comenzó cuando la lluvia se detuvo por completo. Llegó el momento de la arenga por parte de los de Brader y el rezo en conjunto del lado de los de ISYS. Luego de la palabra de los capitanes de los equipos llegaría el grito de las dos aficiones. Ya todo estaba listo para que la pelota rodara.

_MG_0260Claro_

Y el juego empezó como una semifinal siempre tiene que empezar: con goles. Brader salió con todo en busca del primero, presionó, Small erró en el despeje y Gianluca Calvosa (el 7 que no había estado en cuartos de final por suspensión) sorprendió a todos con su remate de zurda al palo izquierdo de un Panay que nada pudo hacer para evitar el primer gol del partido. 45 segundos habían pasado y los de Juan Carlos García ya estaban en ventaja por 1 a 0. Chino Panameño intentó salir de su campo, pero la cancha estaba muy rápida por la fuerte lluvia que acababa de caer y se le dificultaba mucho poder hacer dos pases seguidos. Y de repente, Calvosa, sin marca por izquierda, levantó la mirada y remató de zurda para gritar el segundo del partido. Pocos eran los que entendían qué estaba ocurriendo. Brader lo ganaba 2 a 0 en seis minutos y estaba bien porque había salido más decidido y, sobre todo, porque su figura se parecía a la mejor versión de Messi en el Barcelona de Guardiola.

Rougier Arango lideraba la mitad de la cancha con una seguridad digna de un volante de contención de gran nivel y por eso ISYS no sabía cómo hacer para pasar con comodidad la línea del medio. A Peralta la pelota prácticamente no le llegaba (solo logró disparar una vez en 35 minutos y el remate se fue muy elevado) y Enrique Lay debía preocuparse más en marcar que en generar, ya que cada posesión de Brader generaba un peligro inminente. Calvosa estaba imparable y a los 12 volvió a disparar al marco, pero esta vez la pelota terminó en manos del arquero rival.

Al minuto 19 llegaría una viveza de Calvosa, quien cobró rápidamente un tiro libre, dejó mano a mano a Castrellón con Panay y el arquero, llevándose puesto al delantero, cometió penal. Calvosa lo pidió, García se lo dio, y el 7 no dudó en marcar el tercero pateando a la izquierda de un guardameta que se arrojó a su derecha. Calvosa estaba jugando, seguramente, el mejor partido de su carrera y Chino Panameño lo sufría en carne propia. Al 23, Calvosa volvía a enloquecer a la defensa rival pero su remate pegaba en el palo y lo privaba de gritar su cuarto gol. Si lo estuviesen viendo, cualquier equipo grande de Europa preguntaría por él.

Al 28 y al 32 Fidel Reyes metió dos cabezazos que pudieron haber lastimado. Sin ninguna duda, Brader estaba más cerca del cuarto que ISYS del primero. Batinovich intentaría de larga distancia al 33, pero la pelota terminaría en manos de Panay. El dominio era total, absoluto, e ISYS solo quería que terminara la primera parte para, primero calmar las aguas, y luego poder encontrar alguna solución a lo mal que la estaban pasando.

_MG_0283Claro_

En el segundo tiempo la historia no cambió demasiado. Claro que Chino Panameño lo intentaba, pero al querer ir como sea sobre el arco rival dejaba espacios en su campo y por eso, cada vez que los de Brader cruzaban la mitad de la cancha, tenían la oportunidad de convertir. Al 38, de nuevo, lo tuvo Batinovich, pero su disparo se fue desviado. Los minutos corrieron y parecía que los dos ya sabían que la historia estaba sentenciada, ya que Luis Rocha no pasaba sobresaltos y Quibian Panay solo recibía disparos de larga distancia. Bonilla metía cambiaos e intentaba por un lado y por el otro, pero no encontraba la solución a lo que estaba ocurriendo. Calvosa no había perdonado en la primera parte y por eso Brader se clasificaría a la gran final. Al 60, en una de las tantas aproximaciones, David Young aprovecharía una pelota que le quedó de frente al arco y marcaría el cuarto tanto del encuentro. 4 a 0 y todo se terminaba de definir.

Más allá de la derrota, Chino Panameño se despidió del torneo sabiendo que una mala noche no empaña un campeonato más que respetable, mientras que Brader, que fue muy irregular en el transcurso del certamen, ajustó piezas cuando tuvo que hacerlo y por eso se encuentra ante la gran posibilidad de gritar Campeón.

Fuente: Liga-10.com